estheradas

18 octubre, 2006

Algo Sobre Brujas

Ayer continuaba con mi lectura de "Un milagro en equilibrio" de Lucía Etxebarria y, de repente, me topé con unos párrafos que hablaban sobre brujas (para no llevar a equívocos el libro no tiene nada que ver con este tema). Son los que escribo a continuación, quería compartirlos con vosotros porque tienen montones de mensajes dentro.
.
"Para cuando leas esto ya te sabrás de memoria el cuento de Blancanieves [...] y ya sabrás que su madrasta tenía un espejo mágico en el que se miraba todas las mañanas [...] y al que le preguntaba quién era la más bella del reino. Invariablemente, una voz desde el azogue contestaba: 'Tú, mi reina'. Hasta el día en que el espejito de marras, harto de repetirse, se salió por la tangente y le dijo aquello de que su hijastra era más bella. Y en ese mismo instante comenzó la ruina de la reina.
Todas las brujas tienen un espejo. También tienen, puestos a enumerar, una vara, un pentáculo, una campana y una daga. ¿Y una escoba? No, la escoba no es necesaria, en realidad era una forma de esconder la vara de avellano, por si se pasaba por casa un inquisidor, tú ya me entiendes.
Ahora cualquiera tiene un espejo, pero entonces, en los tiempos de Blancanieves, los espejos eran raros y caros. Mucha gente moría sin haber visto nunca su propio reflejo, sin saber cómo era su cara.
¿Y por qué tenían las brujas un espejo? Porque el primer conjuro que una bruja debe realizar es el de encantarse a sí misma en los dos sentidos de la palabra. Debe mirarse al espejo cada mañana y repetirse siete veces (ya sabes que siete es el número mágico, por algo tú naciste a las siete en punto): eres bella, eres adorable, formas parte del universo. Y este primer encantamiento le proporcionará la fuerza suficiente para poder realizar después cualquier otro hechizo.
Muchos terapeutas, que nada saben de brujas ni de magia, recomiendan lo mismo a sus pacientes. Lo sé porque cuando fui a aquella terapia para mujeres maltratadas se lo escuché a la psicóloga que dirigía el grupo. Había que levantarse cada mañana, plantarse desnuda frente al espejo y decirse 'te quiero' a una misma. Como suena."
.
Tengo debilidad por las brujas, es más, me considero una de ellas.

16 Comments:

Blogger Lunaria said...

Lo primero es quererse a uno mismo para poder transimitir esa fuerza y alegría a los demás. La terapia del espejo no la conocía pero seguro que se eficaz.

octubre 18, 2006 8:04 p. m.  
Anonymous Ptah said...

Mucha razón tienes. Es imprescidible quererse a uno mismo para poder querer a los demás. Las brujas saben mucho, sobre todos las bujas buenas, que son las que me gustan a mi.
A mi me gusta tener la idea de que siempre hay alguien que está cerca de ti que, con sólo mirarte sabe hacerte una radiografía del alma e inmediatamente sabe cual es la pócima necesaria para curarte. Esas brujas buenas son las que me gustan, esas hadas. Así que si nos recetan que nos queramos a nosotros mismos, tenemos que hacerlo.
Muchos besos a la bruja buena que nos da estos mensajes tan bonitos. Por cierto, el nombre de tu blog también deja entrever que eres un hada, una bruja buena, de esas que me gustan a mi que estén siempre cerca.
Besos.

octubre 18, 2006 9:31 p. m.  
Blogger JeJo said...

- Y los gatos negros ? ...

Esther , esta bueno este post . Pero ...
Si nos miramos demasiado a nosotros mismos , no vemos nada a nuestro alrrededor .
No corremos el riesgo de pecar de egoistas y narcisistas si amamos demasiado nuestra imagen ?.

Yo más que "encantarme" a mi mismo prefiero aceptarme ...

Saludos .

PD: Sabes por que la varita mágica es de avellano ?

octubre 19, 2006 2:16 a. m.  
Blogger JeJo said...

PD dos: (a veces las palabras de verificación de comentarios parecen conjuros . Je je ...)

octubre 19, 2006 2:20 a. m.  
Blogger Esther said...

Pues lo de la vara de avellano puede ser pq en las leyendas célticas el avellano es el símbolo de la sabiduría concentrada... o por las propiedades del avellano madera fácil de tallar, flexible, dura y resistente. Además, en la edad media se decía que era el arbol de la fecundidad y los buscadores de oro utilizaron varitas de avellano en forma de Y para encontrar "frutos" escondidos en la tierra.

Respecto al otro tema, si no nos queremos y aceptamos a nosotros mismos tal como somos creo que es imposible que el resto de la gente nos acepte. No es necesario llegar al extremo de creernos el centro del universo.

Jejo, qué bien que has vuelto, hace mucho que no tenía noticias tuyas!!!

octubre 19, 2006 9:42 a. m.  
Blogger aPerfectCircle said...

Que hara la imagen, al apartarnos del espejo ?...
Yo creo que una parte de nosotros se quda en el espejo al apartarnos de el....

Witching Hour.

Saludos.

octubre 19, 2006 10:54 a. m.  
Blogger MentesSueltas said...

Dejo un abrazo embrujado y agradezco tu visita y coemntario, te espero siempre.

MentesSueltas

octubre 19, 2006 12:06 p. m.  
Anonymous calabaza said...

Desde una tierra que sabe algo de brujas y de akelarres sólo se me ocurre cantarte así:

"Había una vez
un principe malo
una BRUJA HERMOSA
y un pirata honrado.

Todas estas cosas
había una vez
cuando yo soñaba
un mundo al revés."

¿O quizá no era tan al revés?

octubre 19, 2006 12:46 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

LGP
Hola brujita!
Me ha gustado mucho los párrafos que has elegido del libro, y además estoy de acuerdo con ella.
Nos tenemos que querer a nosotros mismos y valorarnos mucho más (aunque algunos no lo necesitan), además que cuando te quieres se nota en tu carácter, en la forma en que haces las cosas. A veces, incluso necesitamos sentirnos un poco el centro del universo, pero con ciudado...

octubre 19, 2006 2:59 p. m.  
Blogger lestat said...

VENGO A CONOCER

tienes un hermoso blog, muy interesante. muchsa gracias por la visita, te dejo abrazos y un saludo afectuoso, me llevo el encanto de esta lectura para alimnetar mis reflexiones.

Lestat

octubre 19, 2006 10:05 p. m.  
Anonymous Corazón... said...

Holas ;)

Interesante todo lo que nos cuentas :) A mí me da miedo todas esas historias de brujas que se cuentan, de pequeña le temía a la bruja, al coco y al loco :-) Jajaja, hasta ha quedado chulo eso eh? ;)

Bueno eso del conjuro procuro hacerlo de vez en cuando, no desnuda pero si me digo que me quiero mucho y que valgo mucho ¿sabes? eso me ayuda a aceptarme más, quererme y así poder querer a mis semejantes :)

Aha, sobre tu comentario, ahora mismo no estoy enamorada así que no puedo decir ninguna verdad :-) Solo me gustar abordar cualquier tipo de amor, solo eso! La verdad cuándo me enamoro, mi corazón no sabe de orgullos, luego entonces siempre dice la verdad ;)

Un abrazo y gracias.

;o)

octubre 19, 2006 10:14 p. m.  
Blogger yoymimismo said...

Hermoso escrito...muy cierto...¿De dónde sacar amor a los demás, sino se tiene para sí mismo?

beso,

Isaac

octubre 19, 2006 11:28 p. m.  
Anonymous xienra said...

Es importante gustarse claro que si, aunque yo al que veo por las mañanas en el espejo no me gusta nada. Tiene un careto horrible,
de brujo, vamos...

octubre 19, 2006 11:40 p. m.  
Blogger Reflex said...

"espejito, espejito... Nunca escuché hablar de esta terapia, en todo caso si funciona, pues qué mejor :)

octubre 20, 2006 10:30 a. m.  
Blogger Tierra said...

Q loca q esta la historia que cuentas, me metí un montón en el texto, que increíble cierto?? A todo le damos vueltas, a todo lo que posee la explicación mas simple de todo el universo, q ironías…y bueno pues siempre me gusto la idea de ser una malvada bruja,. Jejej yo creo q si lo soy, excepto por lo del espejo, eso ya esta a un nivel mas avanzado…saludos amiga bruja, jejej pero creo q cambiamos la escoba por la red como medio de transporte!!1

octubre 23, 2006 6:38 a. m.  
Anonymous Lili said...

Has estado en mi casa y no has visto la cantidad de brujas que hay???
Si lo llego a saber hacemos una queimada.. aunque no pudiera beberla yo ;) ...para la póxima que espero sea pronto.

noviembre 13, 2006 8:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home